lunes, 26 de octubre de 2009

(25/10/09) - Temporal dejó severos daños a la producción agrícola en Salto




Voladuras de techos, fincas inundadas, y corte de energía

El temporal se descargó con particular furia en Salto. Los más perjudicados fueron los productores hortifrutícolas que, a causa de los intensos vientos, sufrieron pérdidas severas. En el norte persiste la expectativa por el clima en estas horas.

Voladuras de techos, árboles arrancados de raíz, kilómetros de líneas de cables de UTE y Antel caídos, pérdidas en primores de la producción hortifrutícola y dos familias evacuadas por saturación de desagües. Ese fue el saldo de la fuerte tormenta de viento, lluvia y descargas eléctricas que se desató sobre la 3 de la mañana de la pasada jornada.

El epicentro del fenómeno climático -que en los registros de la estación de Meteorología local marcó los 100 kilómetros por hora, aunque en el de la vecina ciudad de Concordia se dio cuenta que alcanzó los 120-, fue la planta urbana y los alrededores con dirección desde el Oeste, tal como se pronosticó.
Los primeros pedidos de auxilio que recibió el Comité Departamental de Emergencias fueron a partir de la hora 3.30 con una gran demanda desde varias direcciones.

Las prioridades de los funcionarios policiales, de Bomberos y de la Intendencia estuvieron centradas en acudir a aquellos domicilios donde se daba cuenta de voladuras de techos y existían familias en su interior, para luego continuar coordinando con UTE el corte de energía eléctrica al advertir caídas de columnas y cables.
Con las primeras luces del día, algunas de las 30 familias damnificadas con recursos de mano de obra y con sus viviendas con menores deteriores en sus estructuras, comenzaron a recibir materiales de parte de la Intendencia para comenzar las reparaciones.

Entre los destrozos mayores constatados en viviendas, estuvo el del complejo de más de 40 apartamentos construido en tres plantas ubicado en calle Larrañaga al 500, donde el viento levantó el techo de chapas de zinc y fuertes estructuras de hierros por completo.

En cuanto a los daños en la producción, el rubro más afectado fue el durazno, que se encuentra en plena zafra; también aquellas frutas que se guardaban en cámaras por el corte de la energía eléctrica que interrumpió la cadena de frío.
Decenas de productores que cultivan tomate, morrón y berenjenas en invernáculos, también sufrieron los efectos del viento con rachas huracanadas que rompió miles de metros cuadrados de nylon y derribó en algunos casos estructuras enteras sobre las plantaciones.

Ayer por la tarde el Comité Departamental de Emergencias, que preside Walter Malet en representación de la Intendencia, exhortó a los productores damnificados a denunciar las pérdidas aun en aquellos casos que no cuenten con seguros, ante la posibilidad que luego pueda llegar alguna ayuda por parte del Estado.

La lluvia que acompañó estos fuertes vientos alcanzó los 35 milímetros y trajo problemas en dos fincas del Sur de la ciudad que, al inundarse por saturación de los pluviales, debieron ser desalojadas y sus habitantes trasladados a otros sitios.
La interrupción de energía eléctrica en algunas zonas de la ciudad y del interior del departamento, entrada la noche de ayer se mantenía y las cuadrillas de UTE hoy domingo continuarán trabajando para restablecer el servicio.

María, una madre que vive con sus dos hijos en la calle Atahualpa contó que cuando el viento le levantó por completo el techo de su precaria vivienda, no se dio cuenta. "Todo se movía alrededor y con la lluvia y el viento no escuchaba otra cosa que un zumbido y me entró la desesperación cuando comenzamos a mojarnos con los nenes, miré hacia arriba y no podía creer, ya no había más nada", relató.

Mal tiempo va hacia el norte

En las primeras horas de la mañana de ayer la Dirección Nacional de Meteorología comunicó el cese de la advertencia meteorológica código rojo, de riesgo extremo. Sin embargo, el organismo advirtió que durante el resto de la jornada y aún hoy las condiciones de mal tiempo persistirían en el Norte del país, con lluvias y rachas de viento intenso.
Durante el periodo crítico del temporal, las mediciones de velocidad del viento en el puerto de Montevideo alcanzaron los 101 kilómetros por hora, según datos citados por el blog Met Uruguay, un sitio no oficial. La mayor intensidad de los vientos ocurrió sobre la hora 0.30 de la madrugada pasada. Baltasar Brum (Artigas) tuvo el record de lluvia con un registro de 81 milímetros, seguido por Villa del Carmen (Durazno) con 77 mm.

En Concordia fue más severo

En la vecina ciudad argentina de Concordia el temporal se manifestó con mayor severidad. Según información manejada por el matutino La Nación unas 100 viviendas fueron destruidas por las rachas de vientos de más de 120 kilómetros por hora, y unas 3.000 personas resultaron directamente afectadas por el temporal.

Las autoridades locales informaron que el fenómeno afectó a 29 barrios de esta ciudad entrerriana. En esos puntos se constataron tanto voladuras de techos, como caídas de árboles y líneas de electricidad, lo que ocasionó el corte de varias rutas y calles. En la vecina localidad de Chajarí llovieron más de 60 milímetros, con intensas ráfagas de viento. En la capital provincial, Paraná, el temporal también ocasionó daños.

Fuente: El pais.

0 comentarios:

Publicar un comentario