jueves, 19 de noviembre de 2009

(19/11/09) - Hay 150 evacuados por inundaciones

En el Norte. Intensas lluvias en Cerro Largo, Salto y Rivera causaron crecidas y desbordes




Desde ayer 150 personas están afuera de sus hogares en Salto, Cerro Largo y Rivera como consecuencia de las intensas lluvias de las últimas 48 horas. Meteorología extendió la advertencia de tormentas hasta hoy.

En Salto 40 personas, la mayoría niños, fueron evacuadas al atardecer, debido a la rápida crecida del río Uruguay. Las lluvias de entre 70 y 120 milímetros en la cuenca próxima al embalse de la represa de Salto Grande obligaron a evacuar 18.000 metros cúbicos por segundo para regular la crecida.

Previo a esta salida de cauce del Uruguay, sobre las 5 de la mañana de ayer, una intensa lluvia de dos horas (70 mm) ocasionó que varias familias salieran de sus hogares en forma momentánea por saturación de pluviales y desborde del arroyo Sauzal, que atraviesa la ciudad.

Vientos de 90 kilómetros por hora derribaron árboles, líneas de UTE y del alumbrado público y volaron techos. El Comité de Emergencias recibió 60 reclamos de ayuda. Bomberos y policías acudieron a rescatar a personas que no podían abandonar sus viviendas ante la arremetida de las aguas. La intersección de las calles Invernizzi y Diego Lamas y las riberas del arroyo Sauzal fueron los lugares más afectados.

Ayer de tarde el Comité Departamental de Emergencias evaluó lo ocurrido y anticipó que el río continuará creciendo.

Con el informe de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, el Comité de Emergencia coordinó la evacuación de familias que son afectadas cuando el río llega a 12 metros de altura: 13 adultos y 30 niños fueron trasladados a la casona "La Verde", frente al frigorífico La Caballada.

El presidente del Comité de Emergencias de Salto, Walter Malet, indicó que las evacuaciones no estaban previstas, pero que la intensidad de las lluvias de ayer por la mañana aguas arriba de la represa cambió bruscamente el caudal y las estimaciones de crecida. "Se manejaba que para hoy (ayer) el río llegara a 10,50 metros frente al puerto de Salto. Pero (la lluvia) obligó a evacuar mayores caudales para llevar el nivel de las aguas a los 12 metros", dijo. Hoy al mediodía el Comité de Emergencias volverá a reunirse y los técnicos de Salto Grande informarán de la magnitud que puede llegar a tener esta nueva crecida del río.

El mal tiempo continuará en el Norte. Lo que más preocupa es que en el alto Uruguay también prevén lluvias. Anoche las aguas en la escala del puerto se estacionaron en 11,50 metros, y se advirtió que para hoy al mediodía podría llegar a 12.30 metros.

CERRO LARGO. El Comité de Emergencia informó que hay 15 evacuados alojados en el gimnasio municipal y cerca de 80 personas, entre niños, adolescentes y adultos, que se autoevacuaron en casas particulares. El presidente del Comité de Emergencia, Alejandro Bermúdez dijo que se estipuló que la Policía releve si es necesario hacer evacuaciones forzosas. Hay personas que no quieren abandonar sus casas por temor a los robos, entre otros motivos.

Cuadrillas de la intendencia, junto al Ejército y personal de la Dirección de Obras y Servicios están "a la expectativa por las dudas", señaló Ignacio Ubilla, director de Promoción Social. Hay 60 lugares en el gimnasio municipal. También hay espacio en dependencias del Ejército. En Melo llovieron 165 milímetros hasta las 7 de la mañana de ayer; Meteorología registró desde las 7 y hasta las 15 -hora en que paró de llover- 18 milímetros más.

Las zonas más afectadas son: las inmediaciones del estadio municipal, talleres municipales, el barrio García -que registró evacuados en la mañana tras al desborde de un afluente del arroyo Conventos y de la cañada Juan Pablo"- y la zona Oeste de la ciudad donde se desbordó el arroyo Conventos, afectando a vecinos del barrio Villa Andueza y Parque Zorrilla.

En otros barrios no dieron abasto los desagües de las cunetas, y ya el martes se había inundado la emergencia del Hospital de Melo.
Una familia del barrio Leone contó que las cámaras sépticas y pozos negros se desbordaron. "Está en juego aquí la salud de los niños", dijo una almacenera; "pedimos la barométrica pero nunca vino y ahora se desbordó el pozo con las lluvias con el riesgo que significa". Muchas de estas personas no pudieron acceder al saneamiento, aunque OSE da facilidades y la intendencia está trabajando en el denominado "Programa Baños".
El Ministerio de Salud Pública, a través de la Dirección Departamental de Salud, hará un control sanitario a las familias desalojadas, con especial atención al estado de los niños.

RIVERA. Ante el desborde del Cuñapirú, al promediar la tarde 15 personas fueron alojadas en la Capilla Santa Rosa; otras cuatro en la Brigada, y no se descartan nuevos traslados.

Fuentes municipales indicaron que "el número no es mayor porque la gente, por miedo de que les roben sus propiedades, prefieren quedarse, aunque sea en el medio del agua".

El intendente Vilibaldo Rodríguez visitó la represa de OSE, donde analizó la situación creada por la limpieza de un caño, con dos técnicos del organismo.
El jefe comunal al organismo "que brinde una explicación plausible que justifique el comportamiento de la empresa estatal". Entre los pobladores impera una sensación de enojo con OSE, a quien culpan de la rápida crecida del arroyo.
Varias rutas y caminos estaban cortados ayer por lluvias de más de 100 milímetros

LA RUTA 43 CORTADA IMPIDIÓ DAR CLASES

TACUAREMBÓ La ruta 43, rumbo a San Gregorio, estaba cortada ayer en el kilómetro 8. Los docentes no pudieron llegar a la escuela porque el ómnibus no pudo pasar el puente. La otra ruta cortada era la 59.

RIVERA El Expreso Esperanza, bus municipal que lleva servicios al interior del departamento está varado en Ruta 28, "a 15 kilómetros de la 27, en Paso Tapado" informó Alicia Schiavo. "Pasamos un badén, pero, no sorteamos el otro". Los ocupantes del bus esperaron durante horas que llegara un camión para poder regresar a la capital departamental.

Tormenta perjudicó aparatos eléctricos

En Florida y San José hubo corte de algunos servicios de televisión por cable a raíz de la tormenta eléctrica.

Pese al mal tiempo, en Florida no han habido daños; aunque la fuerte actividad eléctrica durante la pasada jornada causó que cayeran dos potentes rayos que provocaron que centralitas telefónicas, aparatos de televisión y otros electrodomésticos de algunos barrios de la ciudad resultaran dañados, así como algunos problemas en las empresas de distribución de televisión para abonados.

En San José llovieron alrededor de 40 milímetros el martes de noche. Hubo una fuerte tormenta eléctrica que dejó sin televisión por cable y sin Internet a parte de la población, principalmente de la capital departamental. Esos servicios se restablecieron alrededor de la medianoche. Se estima que nuevamente los destrozos en la caminería rural es la principal secuela de las lluvias. (Por A. Trucido y J.L. Álvarez).

Fuente: El pais.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada