martes, 24 de noviembre de 2009

(24/11/09) - Con al menos 1.150 evacuados Artigas declarará emergencia

Inundaciones. Anoche había casi 2.500 personas afuera de sus hogares en 10 departamentos Algunas personas se niegan a dejar sus casas por temor a saqueos Continuará lloviendo | Caminería rural: lluvia dañó cientos de kilómetros | Inundaciones. En Salto regulan la represa para ordenar el plan de evacuación La producción en agricultura tiene pérdidas, pero la lluvia beneficia a la ganadería Caminería rural destrozada | Pueblo sanducero recibió ayuda por helicóptero militar






Artigas en estado de emergencia. Las autoridades consideran inminente la declaración oficial. El número de evacuados puede llegar a 5.000. Salto es la otra ciudad más complicada. Y a partir del miércoles se esperan más lluvias en el Norte.

"Se está haciendo un monitoreo constante de la situación y le informamos directamente al secretario de la Presidencia (Miguel Ángel Toma) para la eventualidad de que el Ejecutivo declare el estado de emergencia", informó ayer el coronel Carlos Lorente, coordinador del Sistema Nacional de Emergencias (SNE). El foco de la preocupación es Artigas, donde se encuentra casi la mitad de los 2.455 evacuados. Pero la crisis ocasionada por las lluvias se evidencia en la falta de lugares para mantener al abrigo a todos los evacuados, ya que comienzan a escasear las plazas y están pidiendo el apoyo a la población para que acojan evacuados de manera temporal.

Equipos del Instituto de Alimentación (INDA), del Mides, de Salud Pública y personal técnico del Sistema Nacional de Emergencia fueron enviados a socorrer la situación en Artigas.

También con preocupación se sigue la evolución del panorama en Salto. Allí la cifra de evacuados trepó a 500 en las últimas horas de ayer. De todos modos, desde el Sistema Nacional de Emergencias se confía en que la situación mejore con mayor rapidez en Salto.

ARTIGAS. Tenía más de 1.150 personas evacuadas al cierre de esta edición y Bella Unión 65. La declaración de Estado de Emergencia se oficializará hoy cuando lleguen al departamento autoridades del Comité Nacional de Emergencia.

Autoridades municipales esperaban que la cifra de evacuados aumentara vigorosamente en la madrugada de hoy. "En la noche de hoy (lunes) el río está estacionario -11,55 metros- pero estamos esperando un pico para esta madrugada porque hubo lluvias importantes hacia el Este, en la cuenca alta del río, lo que hará crecer el caudal de agua frente a la ciudad de Artigas en las próximas horas", explicó a El País el intendente Julio Silveira.

El Centro Coordinador de Emergencia está en constante comunicación con funcionarios de la represa de Salto Grande y alertas ante la eventualidad de que el Río Cuareim llegue a 14 metros como ocurrió en 2001, cuando se registraron las mayores inundaciones del departamento. De ser así se tendrá que evacuar a unas 5.000 personas.

De acuerdo a datos de SNE, entre 1997 y 2005, 12.979 personas fueron afectadas directamente por inundaciones en Artigas. Las peores crecidas fueron las de 1997-1998 (casi 2.000 evacuados), junio de 2001 (7.611 evacuados) y 2002 (3.192 afectados).

Una de las dificultades con las que se encontró el Centro Coordinador de Emergencia al plantear una estrategia preventiva, es que la gente no quiere abandonar sus hogares hasta tener el agua amenazando su vivienda. "Nosotros queremos que salgan de sus casas tranquilos, sin tener el agua en los pies para proteger sus bienes y su salud. Estamos trabajando sobre la base de la previsión y eso es importante que la gente lo entienda para ayudarnos", aseguró el encargado del Centro Coordinador de Emergencia Juan Eguillor.

Los evacuados se están alojando, hasta el momento, en un local que fue construido para instalar un freeshop, en el Club Deportivo Artigas, el Gimnasio Municipal, el Club Chaná y el Club Rampla, entre otros. INDA y el municipio se encargan de alimentar a los damnificados.

El intendente aseguró que es "realmente muy costoso" para la comuna hacer frente a la situación preocupante que se vive en el departamento pero afirmó que se trata de una "inversión" y no un "gasto".

Por otra parte, se dispuso trabajar de manera coordinada con Montevideo y se están recibiendo donaciones en el Centro de Estudiantes de Artigas en Fernández Crespo 1317.

La idea es recolectar ropa, frazadas, colchones, calzado y alimentos no perecederos. El intendente dijo que Artigas está "aislado" por lo cual todas las colaboraciones son bienvenidas. Además se deterioró toda la caminería rural y hay lugares que están desde hace varios días sin luz ya que las cuadrillas de UTE no pueden llegar.

SALTO Y PAYSANDÚ. Con el embalse de la represa de Salto Grande en un nivel que se aproxima a los 36,5 metros y con lluvias torrenciales con registros de hasta 120 milímetros en 24 horas en la región del embalse (Belén, por ejemplo), la crecida del río Uruguay se ha hecho más pronunciada y para hoy se prevé que llegará a una marca que podría rondar los 15 metros en la ciudad.

Ayer, el agua entraba más de seis cuadras por 19 de Abril, la segunda paralela a la principal de la capital.

Oficialmente sumaban 75 las familias afectadas por las aguas ayer. El Comité Departamental de Emergencias tuvo un contratiempo: debió evacuar a los primeros damnificados que habían alojado en la Casona "La Verde" que fue alcanzada también por la ríada que anoche se situó en 14.30 metros en el Puerto local.

El número de personas perjudicadas por la creciente ronda las 500 y hay casos en que los damnificados se niegan a abandonar sus casas hasta último momento con la esperanza que las aguas se detengan, desoyendo las advertencias de las autoridades.

El temor al saqueo de las viviendas es la excusa que esgrimen y algunos arman carpas y se quedan en la zona para vigilar a distancia sus casas aunque queden sumergidas.

En la capital sanducera, entre tanto, otras 85 personas debieron dejar ayer sus hogares, por lo que el total de evacuados en Paysandú asciende a 150.

El río Uruguay continúa su avance a un ritmo de unos dos centímetros por hora y en la tarde de ayer se situaba en los 7,26 sobre su nivel normal.

La riada alcanzó parte de la Avenida Brasil y anegó la plaza Colón. El Comité Departamental de Emergencia se mantiene en alerta y el trabajo de asistencia para el traslado y transporte se viene desarrollando sin inconvenientes, con cuatro camiones municipales por turno y la colaboración de bomberos y del Ejército.

La mayoría de quienes debieron dejar sus casas se hospedaron en casas de familiares, pero 26 personas fueron recibidas en el refugio que administra el Mides y en el tinglado ubicado en al Seccional 3ª. de Policía, informó a El País, el director de Servicios, Ricardo Mello. El jerarca advirtió que el registro oficial de 150 personas contempla aquellas que solicitaron algún tipo de asistencia, pero excluye a muchos autoevacuados, por lo que la cifra de damnificados podría ser más elevada.

Pero la situación más comprometida por estas horas en el litoral es la de Salto.

En las últimas horas hubieron registros de entre 80 y 120 milímetros, casos de Belén y Constitución localidades que están ubicadas en el entorno del embalse y más al Este del departamento, como Guaviyú de Arapey y Sarandí de Arapey 116 milímetros.

Los caminos departamentales en jurisdicciones de las seccionales 10ª a 16ª de Policía se encuentran cortados por desbordes de arroyos y cañadas desde hace dos días.

La Comisión Técnica Mixta de Salto Grande en su último informe dio cuenta que al embalse de la represa están llegando 24.000 metros cúbicos por segundo de agua y la evacuación por los vertederos alcanza a los 23.000 con la salvedad que para hoy el nivel del lago va a ascender a los 36,5 metros, que es un metro y medio mas que sus niveles normales y al límite de los de seguridad.

En cuanto a la atención a los evacuados, el Comité Departamental de Emergencias trasladó ayer a los que se encontraban en La Verde para el Estadio de Fútbol de Nacional, completó el gimnasio del Club Saladero y al atardecer se habilitó un galpón de la Asociación Agropecuaria en el Hipódromo, a 5 kilómetros de la ciudad.

RECLAMOS. Existe malestar entre algunos vecinos salteños por el manejo de información por parte de las autoridades sobre el comportamiento que ha comenzado a tener el río Uruguay desde la pasada semana.

"Nos mintieron desde un primer momento cuando nos dijeron que el río no iba a pasar de los 11 metros, por confiados perdimos el barro y los ladrillos que teníamos para quemar. Ese era todo nuestro capital, quedamos sin nada. La gente de Salto Grande les mintió a todos", dijo Sergio Donatto, que junto a otros ladrilleros queman hornos en un predio de calle Atahualpa y Paraguay.

Asimismo reclaman se les proporcione a esas familias canastas alimenticias para paliar la situación porque no tienen otro ingreso económico. Metros más arriba han instalado carpas con retazos de nylon y han organizado una olla popular que funciona con colaboración de otros vecinos.

El intendente Ramón Fonticiella dijo que Salto lo que soporta mas allá de las lluvias, es la enorme crecida del río Uruguay, que "gracias a las maniobras de la represa de Salto Grande se está gradualizando y el río no sube con el ímpetu que baja desde el Norte, sino que sube conforme a lo que Salto Grande le va permitiendo y de esta manera podemos ir graduando el trabajo con las personas a las que debemos evacuar".

El jefe comunal y presidente del Comité Departamental de Emergencias indicó que aquí la situación con respecto a los damnificados está controlada y exhortó a los vecinos de las zonas de riesgos a tomar las precauciones al momento de las advertencias de las crecidas.

Los informes que maneja el Intendente con respecto al comportamiento del río Uruguay no son alentadores, expresando que el ascenso de las aguas continuarán en las próximas horas. Por este motivo, el Intendente gestionó ante los dirigentes de la Asociación Agropecuaria parte de sus instalaciones en el predio ferial del Hipódromo para derivar a aquellas familias que no encuentran viviendas alternativas al momento de las evacuaciones.

ENERGÍA. "Tenemos 300 clientes del Norte del país sin reposición del servicio, que a veces no se pueden reponer por problemas de acceso, por puentes o pasos cortados", indicó Ariel Ferragut, gerente de Relaciones Públicas de UTE.

Ferragut dijo que para restablecer la luz a esas personas deberán esperar a que baje el agua. Agregó que UTE informa continuamente al Comité Departamental de Emergencia de Soriano sobre las operaciones en la represa de la Central Hidroeléctrica Constitución para poder evacuar a las personas con anticipación. El organismo tiene publicado en su web las operaciones que se hace en la represa (www.ute.com.uy)

EN OTRAS ZONAS. Si persisten las lluvias en el norte del país, Paso de los Toros (Tacuarembó) podría verse muy afectada en las próximas 48 horas. Hasta ayer a la noche hubo doce familias evacuadas, totalizando dieciséis personas, diez mayores y seis menores de edad. Diez de esas familias se dirigieron a casas de familiares mientras que dos de ellas están alojadas en la Junta Local Autónoma de Paso de los Toros.

Mientras tanto, en San Gregorio de Polanco desde la mañana de ayer hay tres casas de familias que fueron alcanzadas por el agua. Totalizan entre las tres a cinco personas que viven detrás del cementerio local, en la zona que está ubicada la cámara de los pescadores artesanales. El caudal de agua aumentó 90 centímetros en Paso de los Toros y 1,20 metros en Rincón del Bonete en la jornada de hoy", informó Edgardo Moreira del Comité de Emergencia isabelino.

"Los evacuados en Paso de los Toros son por precaución, si bien no los alcanzó el agua durante el día, seguramente por la noche van a ser afectados", destacó Moreira.

En la capital de Soriano, en tanto, la crecida del río Negro puso en alerta a las autoridades locales. La cifra oficial de evacuados alcanzaba a 147 personas ayer. En horas de la tarde la cota del río había alcanzado los 6,76 metros, pero se preveía ya un tope máximo de 6,95. El Estadio Koster de Mercedes alberga a buena parte de los evacuados, unas 18 familias, en tanto que también se han dispuesto otros refugios como el Velódromo Municipal.

Los evacuados están recibiendo asistencia a través del Batallón Asencio de Infantería, así como de personal de Salud Pública y el apoyo de la Cruz Roja local.

En el vecino departamento de Río Negro, en tanto, las lluvias afectaron particularmente a la localidad de San Javier. Según la información oficial, empero, la situación más compleja se registra en el poblado Los Arrayanes, a orillas del río Negro, frente a Mercedes. Allí un total de seis familias se verán comprometidas si el río sigue creciendo. En caso de ser evacuadas, serán trasladadas a Mercedes.

Por último en Durazno, otro de los departamentos afectados por las lluvias, el número de evacuados es por ahora de 71 personas. Aquí los problemas fueron ocasionados por la crecida del río Yí, que en cuatro días de creciente superó en 9 metros la marca normal.

El pronóstico de lluvias para los días venideros ha redoblado el alerta, sobre todo en el Norte del país.

Lluvias de un mes en un día

En Salto desde las 9 horas del sábado 14 de noviembre a las 9 horas de ayer cayeron 214 mm. En lo que va del mes son 271 mm, mientras el promedio mensual es de 129 mm.

En Artigas desde las 9 horas del sábado 14 noviembre a las 9 horas de ayer cayeron 300 mm.

En lo que va del mes alcanzó los 445 mm, cuando el promedio mensual es de 127 mm.

En Rivera, dentro del mismo período de tiempo cayeron 245 mm y en lo que va del mes 457 mm. El promedio mensual es de 141 mm. (Fuente: MetUruguay)

Entre el sábado 21 y el domingo 22, en la localidad de Paso Farías (Artigas) se registraron lluvias por 155 mm. En el mismo período cayeron 120 mm. en Belén, Salto, una ciudad junto al embalse de Salto Grande. Entre el domingo y el lunes cayeron 95 mm. en Constitución, también al Norte del departamento de Salto, en la cuenca directa del río Uruguay que continúa engrosando su cauce con las nuevas lluvias.

Estudian llevar urnas y personal en helicóptero a circuitos rurales

La Corte Electoral evalúa la situación en los departamentos afectados por las inundaciones, con el fin de asegurar el normal desarrollo del balotaje del domingo.

El ministro de la Corte, Wilfredo Penco, dijo que se examina cada situación particular "en contacto directo con las autoridades electorales de cada departamento" a fin de tomar las medidas de contingencia que correspondan. El jerarca expresó que según la información que han recogido los más afectados son Artigas, Paysandú y Salto.

Ante esta clase de emergencias, la Corte cuenta con el apoyo de helicópteros y personal del Ejército y la Fuerza Aérea para asegurar el traslado de las urnas y los funcionarios que tienen que actuar en la comisión receptora de votos "correspondiente a una zona o localidad a la que no es posible acceder por vía terrestre", dijo Penco. En función de cómo evolucione la situación hacia el domingo, podrían eventualmente efectuarse traslados de circuitos si los establecidos quedan aislados por lluvias. En ese caso se buscaría otro recinto dentro de la misma zona.

Por otra parte, Penco recordó que en las zonas rurales se puede votar afuera del circuito si el votante tiene una credencial que corresponda a otro circuito rural del departamento, en cuyo caso el voto será observado. El jerarca señaló que los votos observados demoran más los escrutinios departamentales, pero en este caso "no hay perentoriedad en los plazos".

Penco indicó que el operativo logístico corresponde a cada Junta Electoral departamental en coordinación con otras instituciones que prestan ayuda en la distribución del material electoral, como por ejemplo las comisarías. Los tiempos de los preparativos están sujetos a las distancias a cubrir dentro de cada departamento, apuntó Penco.

Tiraron leche por corte de caminos
CERRO LARGO


Las lluvias han hecho colapsar la caminería en todo el departamento. Si se tiene en cuenta que los anuncios meteorológicos adversos para las próximas horas "eso nos hace pensar que se debe redoblar el esfuerzo para trabajar y solucionar los problemas", dijo el Director de Obras Héctor Mendivil.

El relevamiento realizado por esta repartición municipal establece que cientos de kilómetros quedaron en mal estado y otros cortados.

"El Ministerio de Transporte, que estaba a días de venir a certificar los avances en materias de obras en esas zonas rurales, ahora deberá comprender que esto es producto de la naturaleza, y otros caminos que ya estaban certificados quedaron destruidos", señaló.

"Esto retrasa absolutamente todo, íbamos a llegar con cerca de 4.000 kilómetros hechos a nuevo en caminería y lamentablemente estas lluvias intensas y las crecientes, nos han echado todo a perder", precisó el jerarca. Los reclamos en la Intendencia son constantes.

En la madrugada de ayer había una larga fila de productores agropecuarios y lecheros, quienes piden prioridad a la hora de reparar.

"Un camión cisterna de frío que traslada leche diariamente a la Cooperativa Coleme en Melo, quedó enterrado y la leche de unos cuantos productores se debió tirar en pleno camino para poder sacar el pesado rodado por lo que eso se perdió, y esta situación trae aparejado pérdidas importantes no solamente para el sector lechero, sino ganadero, industrial y agrícola", dijo el productor lechero Ademar Silvera. Dijo que la parte de los caminos que el Ministerio destina aportes, son mas de la mitad de los dañados, ya que en la rendición de cuentas del 2008, es mayor el kilometraje de caminos que atiende el MTOP de los que la Intendencia repara con recursos propios.

Malo para arroz y el trigo, bueno para el ganado

Las intensas precipitaciones de los últimos días delinearon un escenario dispar a nivel de la producción agropecuaria, con perspectivas preocupantes para el trigo por la aparición de problemas sanitarios y complicaciones con la siembra de arroz, pero con un buen desarrollo de pasturas que permitió la recuperación de los rodeos a nivel ganadero y lechero.

El Instituto Plan Agropecuario (IPA) divulgó ayer un comunicado en el que advierte que se detectó la presencia de hongo Fusarium en cultivos de trigo en la zona centro y litoral sur del país. La situación climática imperante, humedad y temperatura son muy propicias para la multiplicación de este patógeno y la infección de las espigas de trigo.

La enfermedad afecta el grano generando pérdida de rendimiento y de calidad molinera de los trigos. Por otra parte, los trigos contaminados generan inconvenientes para su utilización en la alimentación humana y animal, por el posible desarrollo de micotoxinas.

Esta situación se genera cuando se esperaba una zafra histórica del orden de 1,7 millones de toneladas con un saldo exportable de 1,3 millones el que, a partir de esta coyuntura, podría verse comprometida en buena parte.

En el sector arrocero, en tanto, ya se lleva sembrada cerca del 72% del área estimada a nivel nacional y se espera que las lluvias den un respiro antes de los primeros días de diciembre para completar el resto de la siembra.

En la cuenca norte las represas se encuentran con agua suficiente para completar la siembra del área, pero las lluvias no permiten el ingreso a las chacras. En el este, cuenca tradicional arrocera, ya se lleva sembrada más del 75% del área y es posible que el resto no se llegue a sembrar, dijo el directivo de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), Pedro Queheille. Por su parte, Tabaré Aguerre, presidente de la gremial, dijo que aún resta esperar lo que puede acontecer con el clima y las horas de sol en el verano próximo para determinar el nivel de los rendimientos de los cultivos.

El mejor panorama se esta verificando en el sector ganadero ya que las lluvias permitieron una rápida recuperación de las pasturas naturales e implantadas.

Esto determinó una marcada mejoría en el estado corporal de los ganados, aunque todavía se está lejos de una situación ideal. A su vez, se están registrando inconvenientes para la siembra de los forrajes de verano y sorgos para grano húmedo.

Asistidos por aire, sitiados por agua
PAYSANDÚ |

Los habitantes de la Colonia Juan Gutiérrez, en Paysandú, respiraron con alivio cuando se restableció la energía eléctrica. El poblado quedó literalmente aislado por la inundación y así permanecía, aunque la situación para sus pobladores había mejorado notoriamente después de que el domingo UTE logró restaurar el suministro de energía eléctrica. Las rutas de acceso permanecían anegadas por la creciente de los ríos Queguay Chico y Queguay Grande. En la tarde de ayer las aguas de éste último habían comenzado a descender y en la medida de que no se registren lluvias importantes, el Paso de Andrés Pérez podría quedar despejado en las próximas horas.

Aunque no transitable para cualquier vehículo, la cañada del Centenario había dado paso en la noche del domingo. Un helicóptero militar llevó una provisión de medicamentos y otros elementos de emergencia para los pobladores. Ayer la situación había mejorado.


Fuente: El País Digital

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada