martes, 15 de diciembre de 2009

(15/12/09) - Se retira el agua y aparecen más problemas en Paysandú

Inundaciones. Adoptan medidas contra la contaminación



Se retiran las aguas y comienza a emerger el daño ocasionado por las inundaciones. Varias familias iniciaron la desinfección con miras al regreso en la ciudad más afectada por lluvias.

Las aguas continúan su retroceso y las consecuencias de la inundación comienzan a notarse con mayor nitidez. Desde el fin de semana una amplia zona del entorno de las industrias, al noroeste de la ciudad, empezó a llamar la atención por los estragos producidos por la riada y es hoy considerada una de las más comprometidas por sus efectos.

En ella se conjugan las derivaciones de una filtración del colector industrial provocada por la presión del agua y de los desbordes del saneamiento doméstico. Ambos factores se notan en suelos y espacios residenciales y públicos estragados, residuos de barro y sedimentos y olor penetrante, que despertaron la preocupación de los vecinos e hicieron que las autoridades departamentales y nacionales adoptaran medidas.

Para el director de Higiene, Eduardo Américo, hay que tener claro que "los problemas medioambientales son inevitables en una inundación grave como esta", pero advirtió que se están realizando todas las acciones necesarias para solucionarlos a la brevedad posible.

INDUSTRIA. La situación hizo que las autoridades municipales solicitaran ayer apoyo técnico a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama). En forma inmediata, la repartición ministerial solicitó a Paycueros -industria por la que pasa el tramo del colector industrial averiado- un informe urgente y pormenorizado de lo sucedido y de las acciones de mitigación y control realizadas.

Américo aseguró que la empresa se comprometió a cumplir la solicitud ayer mismo y que también garantizó que la falla estaría reparada en forma definitiva, en un plazo no mayor a 72 horas.

La altura del río no había permitido más que correcciones transitorias para contener el derrame, pero ayer fue posible cortar el pavimento y levantar la tapa del registro para evaluar lo ocurrido y ajustar un diagnóstico.

Así se pudo establecer que la filtración fue producto de un corrimiento de las conexiones del caño y también se descubrió a su alrededor agua limpia, procedente de napas profundas, que por la crecida del río no fueron drenadas con la velocidad habitual.

"La población debe tener la tranquilidad de que la situación está controlada, ya no hay pérdidas; lo que salió efectivamente fueron efluentes industriales, pero que están tratados y cumplen los parámetros internacionales permitidos, por lo que no significan un riesgo para la salud humana, ni el ambiente", aseguró el Director de Higiene.

Para el jerarca, la problemática se centra ahora en el desborde de las cámaras sépticas del saneamiento doméstico. "Es verdad que hay mal olor y materia fecal, como denuncian los vecinos", admitió y explicó que por ello se procuró una nueva barométrica, están urgiendo las tareas para desagotar los pozos sépticos y se continúa el lavado y desinfección por parte de bomberos y la intendencia.

Los preparativos de limpieza, desinfección, reinstalación de energía eléctrica y reparaciones necesarias en sus viviendas, continúan ocupando a buena parte de los vecinos afectados.

El Comité de Emergencia aguardaba que ayer fuera el día elegido por muchos de ellos para reinstalarse en sus hogares. Sin embargo, el Centro Coordinador de Emergencia recibió solamente 40 solicitudes de apoyo para el retorno. No obstante, son muchos más los que ya están reinstalados por sus propios medios: por el momento no pueden ser cuantificados.

Primeros retornos.

SALTO De acuerdo con el último registro en esta ciudad 460 personas regresaron a sus hogares y el número de evacuados se mantiene hasta el momento en 2.770.

TOTAL El último reporte del Sistema Nacional de Emergencias informa sobre un total de 7.717 en los cinco departamentos afectados.

Fuente: El País Digital

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada