domingo, 27 de diciembre de 2009

(27/12/09) - Las lluvias golpean otra vez en el litoral

Inundaciones. Cientos de evacuados, rutas cortas y localidades prácticamente aisladas

Los departamentos de Río Negro, Soriano y Paysandú volvieron a verse afectados por las intensas lluvias que cayeron en las últimas horas. Como en semanas anteriores, el agua cortó rutas y caminos y generó la inundación de cientos de casas.

Cuando no había terminado de normalizarse el caudal de arroyos, cañadas y tajamares, por las abundantes precipitaciones caídas entre los días 23 y 24, un aluvión provocó nuevamente ayer el corte de rutas y caminos, dejando momentáneamente a pueblos aislados y cientos de casas inundadas en Río Negro.

El Comité de Emergencia Departamental informó que las lluvias caídas entre las primeras horas de la mañana y el mediodía de ayer oscilaron entre los 76 y los 105 milímetros, lo que generó todo tipo de inconvenientes en varias zonas de Fray Bentos, Young y Nuevo Berlín, lugares donde recién se estaba volviendo a la normalidad tras las inundaciones que motivaron la evacuación de miles de personas en departamentos del Norte y el litoral.

Una situación similar se registró en Soriano a causa de las precipitaciones de la madrugada de ayer. El intendente Guillermo Besozzi convocó a una reunión urgente del Comité Departamental de Emergencia donde se evaluaron los daños generados por el temporal.

Entre la madrugada y las primeras horas de la pasada jornada, la lluvia alcanzó los 120 milímetros en Soriano. Las ciudades más afectadas fueron Mercedes y Dolores, donde se registraron decenas de llamados de vecinos a causa de la inundación de sus terrenos como consecuencia del desborde de cañadas en áreas urbanas. La atención en esos casos fue prestada por funcionarios municipales y por efectivos del Batallón Asencio, quienes se ocuparon de evacuar a las familias más afectadas por las lluvias.

SALTO Y PAYSANDÚ. En tanto, según se informó desde el Centro Coordinador de Emergencias de Paysandú, la lluvia registrada ayer no modificó la situación de los evacuados en ese departamento, uno de los más afectados por las últimas precipitaciones.

En Paysandú las lluvias han sido persistentes pero no copiosas, y por eso no hubo domicilios anegados ni ninguna otra situación de riesgo que requiera una acción especial de parte de las autoridades departamentales. Frente a la costa sanducera, el río Uruguay se encuentra estable en los 5,56 metros de altura.

Por su parte, en Salto, la comuna trabaja intensamente para poder reubicar a 22 familias que fueron realojadas en las últimas semanas a causa de las lluvias. En total fueron evacuadas casi 700 familias.

Ayer en horas del mediodía y en muy pocos minutos, en Salto llovieron otros 24 milímetros acompañados de fuertes vientos que derribaron algunos árboles del ornato público. Pero afortunadamente esas nuevas precipitaciones no acarrearon mayores consecuencias.

"NUNCA PRESENCIÉ algo IGUAL"

En Fray Bentos, los arroyos Laureles y La Esmeralda salieron rápidamente de cauce, lo que provocó que sobre todo en el barrio Las Canteras, se inundaran decenas de casas. El curso de agua creció abruptamente y llegó a lugares donde nunca antes lo había hecho, según dijeron los propios vecinos del barrio periférico. "Tengo 38 años viviendo en este barrio y nunca presencié algo igual", dijo Beatriz, mientras trataba de salvar sus pertenencias del agua, que vino mezclada con todo tipo de residuos. "Nos tomó por sorpresa y por esto, hemos perdido varios miles de pesos" en muebles y electrodomésticos, dijo Juan, otro vecino, mientras limpiaba su casa junto a su esposa y su hijo mayor.

En el barrio Fray Bentos 2000, la obstrucción de desagües pluviales, determinó que varias viviendas se vieran anegadas, lo que además provocó la saturación y desborde de cámaras sépticas. La Intendencia de Río Negro contrató barométricas para atender a los vecinos que presentan riesgo sanitario.

Hasta las 21 horas de ayer, la Dirección Nacional de Meteorología mantuvo una alerta color naranja para los departamentos de Artigas, Salto, Paysandú, Treinta y Tres, Tacuarembó, Rivera, Cerro Largo y Durazno. Para esos departamentos, la Dirección de Meteorología había pronosticado lluvias entre 50 y 100 milímetros, además de fuertes rachas de viento y probabilidad de caída de granizo.

El clima retrasa la recuperación de las playas sanduceras
Verano. Para la segunda quincena de enero


Las playas sanduceras aún no están aptas para recibir al público. Las condiciones climáticas han complicado las labores de limpieza. Al menos por 20 días más no estarán habilitadas.

La incertidumbre de cuándo los sanduceros volverán a disfrutar de sus playas y de la costanera, marca el inicio de la temporada en Paysandú. Las consecuencias de la crecida del río Uruguay aún pueden notarse sobre la costa y las lluvias de los últimos días han impedido el avance de los trabajos en pos de su recuperación.

Para los sanduceros la recuperación de las playas Park y Municipal había sido motivo de orgullo, luego de varios años de no contar con una franja costera no apta para el recreo veraniego. En 2006 obtuvo la primera certificación de "Playa Natural", luego de una intensa campaña de limpieza. El año pasado había logrado una calificación similar y con ello los sanduceros volvieron a acostumbrarse a sus lugares propios para el descanso veraniego. Pero las condiciones climáticas cambiaron esta situación.

Feuente: El País Digital

0 comentarios:

Publicar un comentario