martes, 8 de diciembre de 2009

(8/12/09) - Retrocede el río y la IMS limpia y desinfecta las vías públicas

IMPORTANTE DONACIÓN LLEGÓ POR TREN

El Sistema Nacional de Emergencia hizo llegar ayer una importante cantidad de donaciones, ropa, calzado, comestibles, elementos de limpieza y agua embotellada, entre otros, con destino a las familias evacuadas de Salto, Bella Unión y Paysandú.

Las donaciones fueron recibidas por tren en la mañana anterior.
………………

Luego de que el nivel del río Uruguay bajara unos 30 centímetros de su punto más crítico, y que la cota del embalse del lago de la represa de Salto Grande hiciera lo mismo por casi dos metros de su nivel más alto, un atisbo de luz es aprovechado por algunos afectados por esta dramática situación, los que en esta hora de ansiedad pretenden ingresar a sus casas en su estado actual.

A esto, el Comité de Emergencias puso cortapisas y relativizó la normalización del asunto, al asegurar ayer que si bien alentarán el regreso a los hogares de aquellos que están en un lugar donde el río no volverá a alcanzarlos, que son muy pocos en relación al total de damnificados, porque antes inspeccionará las viviendas para verificar que estén en condiciones de volver a ser habitadas.

Ayer el delegado del Comité Departamental de Emergencias, Walter Malet habló con EL PUEBLO sobre este asunto diciendo que se ayudará a los damnificados por la creciente que puedan retornar en forma segura a sus viviendas.

BAJO Y HABRA VUELTA
A LOS HOGARES


Malet explicó que como el nivel del río empezó a bajar en algunos lugares, la Intendencia y Bomberos comenzaron a limpiar las calles afectadas algo que continuará hoy.

“La familia que quieran regresar a su casa, nosotros le pedimos tres cosas fundamentales, limpiar, desinfectar y blanquear las paredes con cal tratando de que funcione el saneamiento para corroborar que no estén tapados los caños”, indicó.
Mientras tanto, informó que la Intendencia irá limpiando los espacios públicos, las calles, fumigando toda el área afectada para acondicionar los lugares.

Malet descartó que las medidas adoptadas sean apresuradas, porque dijo que “hay gente” que aún “con la casa sucia ya se quiere ir. Estamos buscando canalizar la situación, porque además la gente ya está yéndose así nomás”, afirmó. Y sostuvo que como además el río bajó y “lo seguirá haciendo” en los próximos días hasta llegar “a estados más normales”, entendieron que “aquel vecino que quiera volver que lo haga pero con las condiciones que corresponden”.

El jerarca comunal indicó que las personas que pretendan regresar a sus hogares deben comunicar su decisión al Comité de Emergencia para que se inspeccione la casa, el comité le exige que presente una serie de datos sobre el estado de la vivienda, y una vez que se expida el visto bueno para que el damnificado pueda regresar a su hogar, el comité se lo comunica a UTE le conecta la electricidad para que pueda volver a vivir en esa finca.
Lo que restará hacer al comité en este caso es brindar el apoyo del transporte si es necesario para el reintegro de las pertenencias a los domicilios.

QUE NO SEA
FALSA ALARMA


Pero a todo esto, el nivel del río Uruguay frente al puerto local no llegó a bajar un metro y ya se habla de regreso a los hogares, lo que habla a las claras de un estado de desesperación por parte de los afectados y las autoridades.

“Es que hubo gente que fue evacuada con apenas unos dedos de agua adentro de la casa, o incluso estando ésta en el perímetro cercano”, dijo.

Malet aseguró que el nivel del río no crecerá. Primero porque no se prevén lluvias que puedan ocasionar una suba repentina del río como la que ocurrió el pasado 29 de noviembre. Y además porque la cota del embalse bajó de 37 metros que fue su nivel más crítico, a 35,50, y hoy se prevé que quedará estable en los 35 metros de altura.

E incluso Walter Malet aseguró que “la idea es que en los próximos dos o tres días la cota del lago de la represa de Salto Grande, baje a 34,50 metros”, subrayando que con esto la represa ya posee capacidad de maniobra para evitar que el río suba.

Por el momento la cantidad de evacuados es la misma, llegando a un pico de 2800 personas. Las personas que podrían retornar a sus hogares si las condiciones se lo permiten, rondan apenas las 100 o quizás 200, se informó.

“No estamos generando falsas expectativas, simplemente les decimos a los vecinos que quieren irse a sus hogares que lo hagan, pero despacito y tomando las precauciones necesarias, nada más. Obviamente que los que no están en condiciones de salir de los refugios, no vuelven. Nosotros no estamos incitando a volver, sino que estamos acompañando a quienes quieren regresar a sus casas y las condiciones se lo permiten”, especificó Malet.

No obstante, señaló que existe un fondo de dinero para solventar los gastos que deberán afrontar los vecinos afectados al momento de refaccionar sus hogares para volver a habitarlos. “Incluso hay algunos casos en los que hasta deberemos hacerles una casa nueva aunque sea de emergencia, hasta que hagan su casa definitiva en otro lugar. Hay vecinos a los que deberemos prestarles materiales de construcción, en fin. Eso lo estamos armando, pero no contamos con la estimación hasta que no veamos como van a planterase las cosas”, expresó.

Y admitió que en la Intendencia “tenemos disponibilidad y el Estado también tiene para prestar ese tipo de auxilio, pero hay que hacerlo con criterio porque a la hora de precisar todos necesitamos”, asintió.

Fuente: Diario El pueble.



Fuente: Autor Luis Hock

0 comentarios:

Publicar un comentario