miércoles, 13 de enero de 2010

(13/1/10) - El río Uruguay baja y el litoral recupera la calma

Salto Grande. Maniobra en la represa hizo bajar el cauce


Poco a poco, la cuenca del río Uruguay va disminuyendo en Salto, donde el fin de semana había regresado el temor ante posibles inundaciones a causa de las intensas lluvias. En Soriano, en tanto, continúa a buen ritmo el regreso de evacuados a sus hogares.

El avance de crecida del río Uruguay aguas abajo de la represa se detuvo ayer gracias a las maniobras de regulación realizada por los técnicos de Salto Grande, luego de las intensas precipitaciones registradas durante el fin de semana.

Ayer, en la escala del puerto de Salto, el nivel se situaba en los 9,38 metros luego de haber alcanzado los 9,80 metros el domingo. La tendencia es que el caudal de agua continúe bajando en las próximas horas.

De los 13.200 metros cúbicos por segundo que estaban llegando al lago por sala de máquinas del complejo hidroeléctrico, los vertederos evacuaban 12.600 metros cúbicos, lo que permitió controlar el ritmo de crecida ante el temor de que se registraran nuevas precipitaciones en la zona cercana a la represa de Salto Grande.

La medida adoptada por los técnicos tranquilizó a los pobladores de las zonas más bajas y vulnerables del departamento, que generalmente son los más perjudicados por los desbordes del río. El domingo, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande había anunciado que para las próximas 48 horas el nivel de las aguas frente a la ciudad oscilaría entre los 9,80 y 8 metros, en lugar de los 10,30 metros que se estimó al principio, aunque de todas maneras esa cifra despertó el temor de las familias salteñas.

Ahora, con estos niveles, las aguas del río Uruguay retornarán a su cauce normal, aunque en el caso de las playas permanecerán inhabilitadas por varios días más, según las autoridades locales de Salto.

En tanto, en Paysandú no se registraron nuevos evacuados a causa del último repunte del río Uruguay. Ayer, frente el puerto local, el curso de agua registraba la altura de 4,37 metros y se estima que no superará los 4,50 metros.

Sin embargo, todas las previsiones están supeditadas al comportamiento del clima, ya que el aporte que puedan generar las lluvias pronosticadas al Norte del país, pueden tener incidencia en las maniobras que se deban realizar en la represa de Salto Grande y que pueden repercutir en Salto y Paysandú.

Por otro lado, en Río Negro, el nivel de las aguas ha afectado considerablemente las áreas destinadas a camping, aunque ello no ha afectado el turismo. Puerto Viejo, uno de los principales balnearios ubicado próximo a la localidad de San Javier, cuenta igualmente con cerca de 3.000 visitantes.

EVACUADOS. En Soriano, otro de los departamentos que se vio muy afectados por las últimas inundaciones de fines del mes pasado, se prevé que los evacuados que todavía permanecen fuera de sus hogares puedan regresar a sus domicilios. Ayer, a media tarde, quedaban 61 personas en refugios públicos como el Estadio Luis Koster, el Velódromo Municipal y el Club Olímpico.

Si bien el nivel del agua en la zona de las viviendas afectadas descendió hace varios días, se está en la etapa de limpieza y desinfección de los hogares para que vuelvan a ser habitables. Otro aspecto que en algunos casos retrasa el traslado de los damnificados es la parte logística, tarea que se coordina entre la Intendencia de Soriano, el Comité Departamental de Emergencia y el Batallón Asencio N° 5.

Ayer, frente a Mercedes, la altura del río Uruguay era de 3,11 metros, y bajaba un centímetro cada dos horas. Esto hizo que la isla del puerto haya quedado despejada, y ahora resta que las cuadrillas del municipio comiencen a trabajar para dejarla en condiciones para el uso de los pobladores y visitantes.

Fuente: El pais.

0 comentarios:

Publicar un comentario