martes, 9 de febrero de 2010

(9/2/10) - Más de 5.500 evacuados en el interior

Datos Estación bcp: Durante el día domingo 7/2 no se registraron precipitaciones en Salto, aunque a la tardecita-noche se observaba intensa actividad eléctrica y desarrollos de tormentas muy cercanas. Ya entrada la madrugada se fueron disipando.

Cumulonimbo con relámpagos al S-SW en Salto.
La temperatura máxima alcanzo los 34,5ºC acompañado de un día muy húmedo.
El lunes 8 llegaron las mejoras a todo el país, en Salto la máxima llego a 31,4ºc.

Informe del diario El País sobre las tormentas en todo el País.

Lluvias Hay afectados en seis departamentos. Sólo Durazno tiene 2.000 desplazados. Ayer buscaban a un desaparecido en río Santa Lucía.
En Florida rescataron a cinco personas de cauces
Las lluvias no dan tregua a varios departamentos. Ya son 5800 evacuados en Durazno, Mercedes, San José, Colonia, Tacuarembó y Paysandú. Las precipitaciones también causaron la desaparición de un hombre en el río Santa Lucía.

Van seis días desde que comenzaron las primeras consecuencias de las intensas lluvias en varios puntos del Interior. En menos de una semana hubo una joven herida de gravedad por la caída de una rama en Maldonado, una beba de 35 días muerta en Paysandú -también por la caída de un tronco sobre su casa-, un desaparecido en el río en San José, y el rescate de cinco personas en Florida por la crecida de ríos y arroyos, además de que han ido aumentando la cantidad de evacuados.

En la madrugada de ayer, en la zona de Buschental -a unos 15 kilómetros de Libertad- una pequeña canoa con tres tripulantes en el río Santa Lucía dio una vuelta de campana debido a la fuerte correntada. Dos de los navegantes habían llegado a la orilla nadando, mientras que un tercero desapareció.

Hugo Benítez Fernández, de aproximadamente 40 años, era intensamente buscado ayer por personal del Destacamento de Bomberos de Libertad, apoyados por sus colegas de San José y por personal policial de la Seccional 7ª de San José, sin que hubiera novedades hasta el cierre de esta edición.

Además, en la ciudad de San José hay 30 personas evacuadas. Están alojadas en los galpones de la Asociación Rural josefina y en la sede de la Comisión de Fomento del barrio Mariano. Todos pudieron salvar sus muebles y principales pertenencias. La atención alimentaria y sanitaria de esas personas está a cargo de la Intendencia y del Ministerio de Salud.

El río San José había alcanzado ayer los 7,90 metros y continuaba creciendo, ya que a las intensas lluvias registradas durante todo el día se sumaban las aguas que llegan desde el Norte del departamento.

En Florida, los rescates se produjeron próximo a Fray Marcos y en los accesos a la ciudad capital. En el Este un hombre de 53 años y su hijo de 16 se encontraban con el coche semisumergido a la altura del kilómetro 80 sobre Ruta 6, en el río Santa Lucía. "Hubo que sacarlos con un tractor, no sufrieron lesiones", indicó la Policía.

A pocos kilómetros de la ciudad, en la zona conocida como Picada Varela, un hombre de 31 años y una mujer de 65, que se encontraban pescando quedaron aislados. "Estaban al otro lado del río desde el miércoles. Se quedaron, creció y no podían llegar al vehículo. "Terminaron pidiendo auxilio a gritos", dijeron los bomberos que realizaron el rescate.

En el puente sobre el arroyo Pintado, en el acceso Sur, el conductor de un camión cisterna subestimó la altura de las aguas y quedó sumergido sobre la calzada. "Salí por una ventanilla, pensé que podía cruzar pero el motor se apagó", dijo a la Policía. Dos tractores de la Sociedad de Productores de Leche lo remolcaron.

Ayer el río Yi en Durazno alcanzó los 10,55 metros, crecía 6 centímetros por hora y seguía lloviendo. Hasta las 20.45 horas de ayer eran más de 1.074 los evacuados en ese departamento, alojados en dependencias públicas. Con las personas desplazadas, que se refugiaron en casas de allegados, quienes debieron salir de sus hogares en Durazno eran más de 2.000, según el Comité de Emergencia.

El organismo pidió a la población afectada que abandone sus casas o pida asistencia de evacuación de día y solicitó a los autoevacuados que se registren para trazar así planes de acción en futuras inundaciones que se produzcan.

RAYOS. En la madrugada de ayer, un rayo literalmente "partió al medio" un árbol en el microcentro de la ciudad de Durazno, en la vereda de la sucursal del Banco de Seguros del Estado. No causó heridos.

Otro rayo cayó en la estación de Meteorología de Florida. Y hubo vientos de 80 kilómetros en la hora que causaron daños en esa ciudad.

"El rayo cayó sobre el mediodía, bastante cerca porque quemó el teléfono y, además yo sentí un fuerte sacudón", dijo a El País el observador de turno, Luis Martínez.

El viento voló un toldo en un comercio céntrico, derribó un imponente gajo en el cruce de Rodó y Gallinal y tiró un árbol en las proximidades del arroyo Tomás González. Allí algunos vecinos protestaron porque el canalizado cauce de agua "no ha sido limpiado desde hace varios años y está empezando a desbordarse otra vez cerca de las casas", dijo Héctor Sena, vecino del lugar.

El río Santa Lucía Chico seguía creciendo anoche en Florida "y ya toca la pista de aviación", contó Martínez desde la estación de observación. "Por el momento no hay evacuados", dijo el jefe de Día de Florida, comisario Walter García.

El floridense Carmelo Bonilla tiene 82 años. Ayer cruzó dos veces el arroyo Tomás González con el agua en la rodilla. "En toda mi vida vi temporales, pero este juego que está haciendo el tiempo no lo había visto nunca", aseguró a El País.

El centro del país llevaba desde el miércoles pasado cuatro días seguidos de lluvias, con registros de entre 400 y 600 milímetros acumulados, dependiendo de la zona.

En Mercedes el desborde del río Negro provocó la evacuación de 252 personas y otras 350 dejaron sus hogares por sí mismas, estimándose en 600 desplazados; se esperaba que en las últimas horas de la tarde de ayer esa cantidad aumentara. Esto se debe a que el Comité de Emergencias cambió la altura de la cota para evacuar a las familias como prevención de 7,50 a 8,20 metros. Ayer a las 17.30 horas el Comité había hecho 74 intervenciones: 64 en fincas y el resto en comercios y locales de diversas instituciones afectadas por la crecida.

En Mercedes 38 familias fueron alojadas en el estadio "Luis Köster", el velódromo "Leonel Rocca", los clubes Racing, Juventud Soriano y Túnel. Las otras 26 familias asistidas por el Comité pasaron a casas de familiares u otras fincas.

A los damnificados se les brinda alimentos y atención médica; mientras que la Cruz Roja entrega ropa y pañales.

En relación a la represa de Palmar, UTE prevé que el río Negro alcance los 7,80 metros mañana, siendo éste el nivel máximo de crecida, siempre y cuando pare de llover. En UTE estimaban ayer que estas crecidas son más importantes que las de octubre pasado.

La Colonia Juan Gutiérrez de Paysandú permanecía aislada y sin luz ayer. Un helicóptero de la Fuerza Aérea trasladó a funcionarios de UTE, que volverán hoy para intentar restablecer la energía, dijo la intendenta Helena Heinzer. Los 56 evacuados por las lluvias del martes comenzaron a retornar a sus hogares, aunque si hoy vuelve a llover podrían generarse nuevos desplazados, agregó.

En Colonia quedan nueve personas evacuadas en el Campus Municipal.

En Tacuarembó hay 50 autoevacuados y están bajo agua la Laguna de las Lavanderas, el parque 25 de Agosto, el estadio Dardo López, el parque Rodó, la zona de la terminal -con desborde del arroyo Sandú- y la avenida Héctor Gutiérrez Ruiz (va al balneario Iporá).

El nivel del río Uruguay frente al puerto de Salto alcanzó ayer los 10 metros y las aguas anegaron parte de las costaneras Norte.

En Cerro Largo el teatro de verano -que estaba siendo reacondicionado por la Intendencia para las actividades de Carnaval del próximo fin de semana- se llenó completamente de agua. Además, el parque Zorrilla y la rambla de Melo están bajo agua
Las cifras

6 Días hace que comenzaron las primeras consecuencias de las intensas lluvias en varios puntos del interior del país.

400 mm. De esa cantidad a 600 milímetros es la cantidad de lluvia acumulada en el centro del país, dependiendo de la zona.

Alerta, 3.000 sin luz y 16 pasos cortados

Hasta las 6 de la mañana de hoy está vigente una advertencia en código naranja -riesgo meteorológico importante con fenómenos poco habituales y peligrosos para las actividades usuales)- para todo el país. La Dirección Nacional de Meteorología preveía tormentas fuertes con rachas de viento del Suroeste de entre 75 y 100 kilómetros por hora y ocasionalmente superiores.

También pronosticó precipitaciones copiosas, de entre 50 y 100 milímetros, en cortos períodos de tiempo, granizada e intensa actividad eléctrica.

Para el resto del día de hoy el organismo oficial preveía que el cielo se presentara nuboso y cubierto con precipitaciones y tormentas, mejorando. No se pronostican lluvias para mañana ni para el miércoles.

Por otra parte, las fuertes tormentas generaron que unos 3.000 usuarios en todo el país vieran interrumpido el suministro de energía eléctrica, según el director de UTE Gerardo Rey. El jerarca dijo a El Espectador que la situación se registraba principalmente en los departamentos de Salto y Paysandú. También hubo dificultades en Río Negro, especialmente en Young.

Por otra parte, las intensas precipitaciones de los últimos días provocaron que anoche 16 puntos de rutas nacionales estuvieran cortados, dijo a El País el jefe de Prensa de Policía Caminera, Sergio Olivera.

Al cierre de esta edición no se podía transitar por la Ruta 6 a la altura de los kilómetros 80 (San Ramón, Canelones), 190 (Florida) y 200 (Sarandí del Yi, Durazno). También estaban afectadas la Ruta 65 a la altura del kilómetro 89 (Arroyo Tala), 61 en el kilómetro 20 (Colonia), 42 en Polanco del Yi (Florida), 14 en el kilómetro 258 (Rocha), 19 en Paso Pablo Pique (Treinta y Tres), entre otras.
Fuente: Estación bcp, El País Digital

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada