martes, 24 de mayo de 2011

(24/5/11) Un tornado golpeó el poblado de Joplin, en Misuri EEUU; al menos 116 personas murieron

Desastre natural: buscan a desaparecidos. El fenómeno destruyó un hospital y mató a varios pacientes.

El tornado, que tocó tierra en la ciudad de Joplin, donde viven solo unas 48.000 personas, mató en cuatro minutos al menos a 116 y dejó 400 heridos. Además, destruyó miles de viviendas, autos y un hospital.

Los residentes de este poblado de Misuri, recibieron una advertencia 24 minutos antes de que un tornado destrozase la ciudad. En ese tiempo debieron recoger a los niños y ponerse a salvo. Decenas aún continúan desaparecidos. El tornado de 320 km/h. fue el más violento en casi 60 años. En 1953 en Flint, Michigan, también hubo 116 muertos.

El tornado empezó a azotar la ciudad de Joplin, cerca de la frontera con Oklahoma y Kansas en la noche del domingo, menos de un mes después de que una serie de fenómenos similares dejara 354 muertos en el sureste del país. TornadoVideos.net

Hasta un 30 por ciento de la ciudad sufrió daños, incluyendo más de 2.000 edificios, entre ellos un hospital, un hogar de ancianos, escuelas, estaciones de bomberos, grandes tiendas (Wal-Mart y Hombe Deport, entre otras) y plantas de tratamiento de agua y alcantarillado. Las autoridades recomendaron a los residentes hervir el agua de la canilla antes de utilizarla para beber.

"Es muy raro que haya un tornado de este tipo, pero más raro es que golpee a una zona altamente poblada como Joplin", dijo Doug Cramer, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional. El tornado chocó en todas las zonas del centro del país.

Golpeó al hospital St. John`s Medical Center. Algunas partes del techo se desprendieron por el viento, parte de la fachada quedó destruida y todas las ventanas se rompieron. Por la mañana de ayer ya habían sido trasladados todos los pacientes a otras instalaciones, según informó Cora Scott, la portavoz del hospital. CNN

Algunos de los 183 pacientes que estaban allí -no se informó el número exacto- murieron. Scott dijo que en el momento que el tornado golpeó al edificio se encontraban llevando a los pacientes a los pasillos, como indica el protocolo para este tipo de emergencias. Por falta de tiempo, el personal no terminó la tarea.

Los equipos de rescate dijeron que casi todos los pacientes habían sido cortados por un vidrio de una de las ventanas que voló con el tornado.

El sargento Rodney Rodebush, de 30 años, un soldado de la Guardia Nacional que sirvió en Irak y Afganistán, dijo que había encontrado a una mujer muerta, vestida con un pijama, en la puerta del hospital. Fuentes de este centro, además, advirtieron que "el techo está a punto de colapsar".

En el estacionamiento, un helicóptero del hospital también estaba destruido, entre un montón de escombros.

Amenaza. El tiempo, además, parecía presagiar más problemas. Ayer hubo relámpagos, truenos, granizo y vientos fuertes -el temor a que un hecho similar volviera a golpear el poblado persistía-.

"Es abrumador", dijo Lois Richardson, de 75 años, quien se mudó a Joplin hace tres años desde California, donde sobrevivió a varios terremotos. "Prefiero dos terremotos a un tornado", sostuvo. "No hay nada que se compare con un tornado".

Richardson, que fue lanzada contra la pared de su casa por el tornado, dijo que vio un árbol volar horizontalmente más allá de su ventana.

Los equipos de búsqueda y rescate, con la ayuda de perros adiestrados, se movían ayer entre los escombros en busca de sobrevivientes.

Con las torres de comunicación celular y de las líneas telefónicas derribadas, y los postes de electricidad caídos, comunicarse era difícil. Por lo menos 20.000 personas permanecían sin energía eléctrica. Muchas de las carreteras de la zona fueron cerradas por culpa de árboles caídos, incluyendo la Interestatal 44, la principal de la región.

"Es una zona de guerra", dijo Scott Meeker, del diario The Joplin Globe. "Tenemos cientos de heridos que están siendo atendidos en el (hospital) Memorial Hall, pero se vieron rápidamente superados y se quedaron sin suministros, por lo que abrieron una escuela local como centro de atención de los damnificados", dijo Meeker.

El presidente Barack Obama, quien se encuentra de viaje por Europa, telefoneó al gobernador de Misuri, Jay Nixon, para "darle sus condolencia y decirle a todas las familias de afectados por los tornados severos en Joplin que se encuentran en sus pensamientos y en su corazón".

Los tornados mataron ya a cientos de personas en los últimos dos meses y causaron millones de dólares en daños en Minnesota, Misuri, Oklahoma y California del Norte. Tuscaloosa, Alabama, continúa recuperándose de un tornado fatal que atravesó la ciudad a finales de abril.

Joplin fue, por mucho, el peor daño en un día de tormentas brutales en EE.UU., incluyendo un tornado en Minneapolis. Funcionarios de la ciudad dijeron que este dejó al menos un muerto y decenas de heridos. El sábado, otro tornado azotó la ciudad de Reading, en el este de Kansas, matando a un hombre y dañando el 80% de las infraestructuras. (En base a The New York Times, AFP y ANSA) CNN

Las cifras

2.000 Es la cantidad de edificios que quedaron destruidos en Joplin. Entre ellos hay un hospital, varios centros de estudio y viviendas.

48.000 Son las personas que viven en el pequeño poblado; tres cuartas partes de Joplin quedaron destruidas, según las autoridades.

Sacan a 5 familias de los escombros

Misuri | El gobernador de Misuri, Jay Nixon dijo que el enorme tamaño de la tormenta y su lento y perseverante ritmo son los grandes responsable de la destrucción en el poblado de Joplin.

"Este tornado permaneció allí durante mucho tiempo", dijo Nixon en una entrevista cuando se dirigía a Joplin para supervisar los esfuerzos de rescate. "Es devastador, pero estamos trabajando duro para continuar y para encontrar a los que todavía están vivos."

Nixon dijo que cinco familias habían sido encontradas con vida hasta el momento entre los escombros.

Ante la gravedad de la situación, el gobernador, que fue telefoneado ayer por el presidente Barack Obama, declaró el estado de emergencia.

"Esta es una advertencia a la gente: el peligro no ha pasado, la situación sigue siendo precaria", dijo a CNN.

"Tres cuartas partes de la ciudad de menos de 50.000 personas fue destruida por lo que aumentará (el número de muertos)", añadió por su parte Christy Bertelson, portavoz del gobernador.  CNN 

"Era un muro que venía del oeste"

Misuri | Doug Stillions, de 59 años, y su esposa, Melisa, de 37, dijeron ayer al diario norteamericano The New York Times, que cuando escucharon la sirena de advertencia de tornado se refugiaron a toda prisa en el sótano de un vecino juntos con su hijo de tres años de edad.

"Era como un muro negro que llegaba desde el oeste", recordó Doug.

"Estaba oscuro como la noche", añadió. El tornado llegó a la ciudad a las seis de la tarde del domingo.

Dijeron que mientras esto ocurría permanecieron tomados de las manos y rezando. Ambos sostuvieron que el "volumen atronador" que causó el tornado les hizo sentir como si sus cabezas "fueran a explotar".

A medida de que el sol salió ayer, se encontraron con un mundo desconocido: en el que pocos árboles continuaban en pie, incluso casas y un camino habían sido arrastrados. Parte del techo de la vivienda de los Stillions se desprendió por el fenómeno.

Fuente Texto: El País Digital

Impactantes videos de los daños e imágenes de los tornados.

Estación bcp Salto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada